rio lacanja.tif
Line separator

DONDE
TRABAJAMOS

La Selva Lacandona.

Trabajamos en la Selva Lacandona que se encuentra en la cuenca media del río Usumacinta, zona que por su intrincada geología, fisiografía y edafología, alberga la mayor diversidad de especies terrestres y de agua dulce del país.

Nuestras acciones se centran en la Reserva de la Biosfera Montes Azules, el área natural protegida de mayor extensión de la Selva Lacandona. La biodiversidad que aquí se concentra no tiene comparación con ninguna otra área natural protegida del país. Por ejemplo, gracias a la heterogeneidad de condiciones ambientales, estas selvas albergan alrededor de 3, 400 especies de plantas vasculares, de las cuales se calcula que 573 son árboles. Asimismo, se encuentra representada 24% de la mastofauna terrestre mexicana, 44% de las aves, 10% de la herpetofauna, 40% de las mariposas diurnas y 13% de los peces.

 

Muchas de las especies de esta región están enlistadas en la Norma Oficial Mexicana (NOM-059-ECOL-2010) por su categoría de riesgo (amenazadas o en peligro de extinción), entre ellas algunos animales emblemáticos como el jaguar (Panthera onca), el tapir (Tapirus bairdii), el pecarí de labios blancos (Tayassu pecari), la guacamaya roja (Ara macao), el águila arpía (Harpia harpyja), la tortuga blanca (Dermatemis mawii) y el cocodrilo pardo (Crocodylus moreletii).

Natura Mexicana centra sus esfuerzos en esta importante región, que desgraciadamente se encuentra profundamente amenazada por la transformación y degradación de sus ecosistemas naturales. Las estaciones de campo Chajul, Tzendales y Lacanjá han sido la base operativa de todos los procesos y proyectos que Natura Mexicana impulsa. Desde ellas se realiza el monitoreo, la investigación, la capacitación y educación ambiental. Además, han sido un espacio de encuentro y diálogo entre los actores, algunos a veces antagónicos, para ir tejiendo la confianza, entendimiento y apropiación de los proyectos.